Hoy estamos con Iván Méndez, técnico de luces de la sala But, y viene a contarnos cómo está viviendo la situación tan delicada que vivímos dentro de la industria musical. Recordamos que bares y locales de música se vieron afectado por el cierre del ocio nocturno por parte del gobierno, y así «tratar de evitar más contagios». Aunque en otros tipos de emplazamientos se pueden realizar conciertos.

Distiller Media: Estamos encantados de poder entrevistarte Iván, y para empezar me gustaría que comentaras todo lo que haces como ténico de luces, además de poder estar trabajando en una sala emblemática de Madrid como puede ser la But.

Iván Méndez: Hola chicos, un placer charlar un poquito con vosotros. Pues principalmente mi trabajo como técnico de luces se separa en varias vertientes, una es diseñar, programar, preparar y operar todo el show de iluminación de una banda en directo.

Y por otro lado me encargo del mantenimiento, buen funcionamiento y asistencia en la Sala But, aparte de operar para las bandas que no traigan técnico y ejercer de jefe técnico de iluminación tanto en concierto como sesión de discoteca. Toda decisión que tenga que ver con luminotecnia tiene que pasar por mí, así como el encendido de luces de día, de limpieza, sala…etc.

Distiller Media: Ahora bien, me encantaría saber cómo has vivido toda esta situación desde que empezó la cuarentena hasta ahora. Sobre todo nos encantaría saber tu opinión sobre las grandes limitaciones que tienen las salas de conciertos para celebrar eventos. Sin embargo, ¿Crees que la decisión de limitar tanto el ocio nocturno es una buena decisión o consideras que se podría gestionar de manera diferente?

Iván Méndez: Están siendo momentos bastante difíciles en todo el mundo, no solo para mi sector, sino para todo el mundo…está muriendo mucha gente, hay mucha gente contagiada y muchas familias se están quedando sin ingresos…estamos viviendo historia, mal que nos pese.

Yo por fortuna al vivir con mi familia no he notado demasiado el golpe de primeras…pero cuando llevas prácticamente seis meses sin ingresar nada en tu cuenta…la cosa se pone tensa. Más aún cuando ves tu calendario del año, el que solemos tener más o menos claro en febrero/marzo y ves que tus 20-30 festivales de verano te los han cancelado y que la sala no abre…no mola nada.

El confinamiento lo empecé con muchas ganas, mucha creatividad y muchos proyectos…que abandoné una vez pasó el primer mes y poco, comencé haciendo unos diseños y programaciones en mis redes sociales para no perder el toque, pero una vez comencé a ver que el estado de alarma se iba a alargar comencé a perder tanto la inventiva como las ganas. Hice varios seminarios online y estudié ciertas cosillas sobre mi software de trabajo que sin duda me han ayudado…pero no te voy a mentir, a partir del segundo mes lo que más hice fue ejercicio en casa, jugar a la Play o a la Switch y fundir el Netflix con la familia.

No se puede matar a la cultura de esta forma cuando se ha demostrado de sobra que es seguro hacer conciertos o eventos respetando una serie de normas y limitaciones…si es cierto que parece que poco a poco empiezan a hacerse cositas, sin ir más lejos mañana viernes 11 tengo bolo en el WiZink Center con Funambulista, el segundo bolo que hago desde que empezó la pandemia, pero hasta que no empiecen a dar soluciones no vamos a poder retomar nuestra actividad en esta «nueva normalidad».

El cierre del ocio nocturno ha sido una puñalada a miles de empresarios que estaban haciendo las cosas mejor que bien para aguantar el tiron, con sus distancias de seguridad, mamparas de protección, maquinas de ozono…pero por culpa de dos o tres garitos pequeños que la cosa se le fue de las manos pues todo se fue al traste…la gestión está siendo dudosa, condenando y señalizandonos como focos de contagio cuando…el metro de Madrid va reventado todos los días o hay plazas de toros llenas sin distancias de seguridad…es de risa.

El 17 de este mes nos manifestaremos en pos de una ayuda más que necesaria al sector…si no nos echan un cable, y nunca mejor dicho, el show no puede continuar.

Distiller Media: Sobre todo nos encantaría saber cómo ves el futuro de la música en directo de aquí en adelante. ¿Consideras que se tardará en ir llenando las salas de conciertos o podría pasar mucho más tiempo?

Iván Méndez: Me temo que vamos a tener que acostumbrarnos a ver un bolo sentados al menos durante uno o dos años…se que suena un poco «heavy» pero en vista de cómo está todo, creo que nos tenemos que hacer a la idea de que hasta que la vacuna no esté bien extendida…no vamos a poder retomar nuestras vidas como conocíamos…y me da rabia decirte esto Álvaro, tanto como músico como técnico, mis bandas no van a poder tocar hasta bien entrado el año que viene si dios quiere, y yo como técnico…espero empezar a trabajar algo este invierno, aunque sean un par de bolos al mes (esto acostumbrado a trabajar 5-6 días a la semana en la sala y saliendo de gira dos o tres veces al mes con las bandas con las que opero)…es una situación muy difícil que no creo que se desbloquee hasta entrado 2021.

Distiller Media: Hoy en día, por la situación que estamos viviendo, la industria musical se ha visto enormemente afectada. No solo que haya repercutido en muchísimos trabajadores (además de las bandas, pues profesionales como técnicos de luces, de sonido, managers, organizadoras, fotógrafos, etc.), sino que también ha llegado hasta tal punto de que hay grupos de música que no les ha quedado más remedio que abandonar la música, al igual que le ha pasado a otros profesionales. ¿Crees que cuando la industria musical remonte aquellos que tuvieron que dejarlo todo y dedicarse a otra cosa volverán?

Iván Méndez: Pues es un topic que he tratado con mis compañeros de sala como hermanos «luceros» y con los artistas con los que trabajo…

Entiendo que muchos artistas prefieran parar ahora que no van a tener unos ingresos potentes y que quieran retomarlo cuando todo esto pase…pero los trabajadores del espectaculo…si esto se alarga van a tener que abandonar el sector…y cuando llegue el momento de volver, no se hasta que punto resultaría rentable. Sin ir más lejos, mi compañero el backliner de Funambulista y técnico de sonido de una sala pequeñita de aquí de Madrid, ha estado trabajando de repartidor toda esta pandemia y cuarentena…y de momento no sabe si va a volver de forma esporádica o va a abandonar el gremio…todo dependerá de las condiciones con las que volvamos y como sea nuestra vida cuando todo empiece a levantarse.

Por mi parte, de momento voy a aguantar todo lo que pueda, si algo nos caracteriza es que nuestra profesión nos apasiona…pero si esto se alarga mucho, no puedo descartar buscar un nuevo empleo, aunque sea temporal.

Distiller Media: Para terminar, me gustaría que nos expresaras de lleno tu postura y opinión sobre la situación actual.

Iván Méndez: Pues…yo creo que un poco lo que te he estado comentando a lo largo de la entrevista…también quiero transmitir un mensajito de esperanza, si nos ayudamos entre todos y tenemos un poquito de conciencia social podremos salir de esta.

La cultura es segura, y si no empezamos YA a respetar las medidas de seguridad y a cuidarnos, volver a sentirnos en un bolo como antes va a ser muy difícil.

Y muchas gracias a ti y a Distiller Media por haceros eco de nuestra situación… Siempre es un placer charlar contigo y compartir momentos, y que pronto sea de nuevo en la sala.

 

Muchas gracias Iván por concedernos esta entrevista, te deseamos lo mejor en el futuro.

 

Iván Méndez